lunes, 5 de noviembre de 2012

La comunicación es un fenómeno social


La comunicación no solo es emitir mensajes, sino también es escuchar a nuestro interlocutor, no por algo la comunicación más completa se da en el diálogo. Para que exista una comunicación plena nuestros mensajes deben ser comprendidos.

En nuestra sociedad moderna, gran parte de la actividad humana está ligada a procesos de comunicación. Diariamente, recibimos información de familiares, amigos e instituciones, a través de la palabra oral, de cartas, periódicos, revistas, libros, radio, televisión, cine e Internet. Pero a la vez, brindamos información a algunas personas y organismos a los que nos hallamos vinculados.

Las comunicaciones sociales van regulando, en alguna forma, la vida de los grupos y, dentro de estos, a la propia educación que es el sistema más eficaz para la organización de una sociedad.

El progreso de los pueblos ha estado ligado y seguirá vinculado al desarrollo de las comunicaciones, y el hombre debe aprender a analizar con  independencia y espíritu crítico los mensajes para poder y saber actuar con entera libertad.

“Comunicar” es en resumen hacer saber a otro lo que uno piensa, lo que uno siente o lo que uno desea. La manera más corriente de comunicarse es hablando. No solo es la más usual, sino la más importante, pero no es la única.
“La comunicación es mucho más que una simple transmisión de mensajes. Aun evitando todos los ruidos en todas las etapas del proceso y asegurando que el mensaje llegue lo más transparente posible al receptor, este lo interpretará a su manera, le dará un sentido subjetivo. Un sentido que no coincidirá necesariamente con el que pretendió el emisor”.